Ashidaka Hitsugaya

Description:

hitsugaya.jpg

Histsugaya tercer hijo de la familia Ashidaka fue repudiado por esta por el motivo de desobediencia y deshonra hacia su familia.

Famila Ashidaka

• Daimyo: Ashidaka Kenshi (padre)
• Primer hijo: Ashidaka Kanade
• Segundo hijo: Ashidaka Hayato
Tercer hijo: Ashidaka Hitsugaya
• Hija menor: Asidaka Minobu “Bu”

Bio:

Se estableció un matrimonio concertado entre Ashidaka Hitsugaya y Sadako hija de Mikoto Osei. (Recientemente la has visto en la corte Oshuro junto a Norinaga)
Sin embargo Hitsugaya ya se había casado en secreto con su verdadero amor Natsuki, una hermosa muchacha de pelo negro como el azabache y preciosos ojos del color del jade, cuya piel era tan pálida como la luna. Por desgracia para ambos, Natsuki no era samurái (noble) sino una sirvienta sin familia y la familia Ashidaka se opuso desde el principio a su relación.
Al descubrirse su enlace secreto y por consiguiente la negativa al matrimonio concertado, la familia Ashidaka y la familia Osei, se enzarzaron en una nueva rivalidad.
Ashidaka Kenshi enfurecido expulsó a su hijo de sus tierras, no le negó el nombre, pero le declaró persona no grata.
Esto provocó en Hitsugaya un profundo alivio pues ya era libre de hacer una vida junto a su amor Natsuki. Fueron los dos mejores años de su vida, hasta que la desgracia se cernió sobre él.
Una noche volvió a la cabaña que habían construido juntos en las afueras de la ciudad de Hikari, donde trabajaba de yojimbo (guardaespaldas) y la encontró en llamas, de su interior se oían los gritos desesperados de Natsuki, sin dudarlo Hitsugaya atravesó el umbral de la puerta en llamas y se dirigió en busca de su amada, cuando llegó a Natuski el corazón se le estremeció, no estaba preparado para ver el grotesco espectáculo que allí encontró.
De Natsuki, la mujer de la cual se había enamorado, la mujer más bella que sus ojos jamás vieron ya no quedaba nada, estaba atrapada bajo una viga pero nadie diría que era ella, su hermosa piel pálida ahora estaba completamente consumida por las llamas y se despegaba de su cuerpo, su hermoso pelo largo y negro como el azabache había sido consumido por las llamas y ahora solo quedaba una cabeza llena de ampollas y quemaduras, sus hermosos ojos antes llenos de vida, ahora lloraban lágrimas de sangre y mostraban la más horrible de las desesperaciones, su voz, su melodiosa voz que rivalizaba con el canto de las aves, ahora sonaba ahogada y desesperada como la de un alma torturada, y su olor antaño el olor a primavera al amanecer, ahora era el olor de la carne quemándose.
Al ver esto las piernas le fallaron a Hitsugaya, no podía moverse, no podía creer lo que estaban viendo sus ojos, pasó allí apenas unos segundos inmóvil viendo lo que ocurría, pero a él se le hicieron una eternidad, cuando Natsuki dejó de gritar y convulsionarse, Hitsugaya salió del trance, logró apartar la viga que aplastaba el cuerpo de Natsuki, y logró sacarla de la casa en llamas.
Ya era demasiado tarde, nada se podía hacer por ella. Sin dar crédito a lo que había acontecido Hitsugaya se abrazó al carbonizado cuerpo de su amor, y paso así agarrando el cadáver de su amada, como tratando de evitar que se la llevaran un día entero.
De esa noche sacó dos recuerdos que jamás se borrarán y perseguirán a Hitsugaya el resto de su vida, quemaduras en varias partes de su cuerpo, entre ellas las palmas de su mano (puedes llevar guantes para ocultarlas) y el interior de los antebrazos y el pecho, de permanecer abrazado al calcinado cadáver (no son quemaduras muy feas, ya han pasado 3 años de aquello); y la peor y más profunda de todas, la imagen de Natsuki convulsionándose y retorciéndose de dolor bajo la viga mientras ardía en llamas y estiraba el brazo tratando de agarrar a Hitsugaya.

Hitsugaya paso los dos años siguientes dándose a la bebida, pasándose día y noche alcoholizado para tratar de olvidar esa imagen, durmiendo en la calle como un vagabundo y haciendo los trabajos más miserables que encontraba para conseguir más alcohol.
Hasta que un día Hanzo (el daimyo de la fortaleza Fenix, tu jefe) lo encontró y le sacó de ese pozo de desesperación, le ayudó a superar la muerte traumática de Natsuki mediante la meditación le rehabilitó como espadachín y puso bajo su servicio.

Ashidaka Hitsugaya

Legend of the Five Rings: Tras la caza del Maho -Tsukai sewok